domingo, 23 de octubre de 2011

Sueños


La puerta se abre de par en par en mi corazón,
y las luminiscencias se asoman, me invitan a mirar...
El Hogar, Tierras Inmortales, cantando su melodía imperecedera,
invitándome a despertar al más hermoso de los sueños...

Acaricia mis oídos, enciende mi alma,
obsequiándo sutiles destellos ante mis ojos,
estrellas reflejadas en mis lágrimas de infinita alegría.

Reencuentro con la Eternidad,
susurrante su suave brisa.
País de Ensueños,
agitándo en un secreto compás las hojas,
doradas, verdes y azuladas,
un arco iris vibrante hecho de innumerables flores,
flameando en prados y jardines naturales.

La canción se eleva, indetenible,
la musica arcana, la magia antigua,
haciendo danzar a mi espiritu,
colmándolo de dones como una lluvia de primavera,
como cascadas de resplandores y sombras...

Lagos espejados centelleantes de rayos plateados,
saludando el sol de atardecer,
dando una lenta y reverencial bienvenida,
a la serena oscuridad de la noche...

Imposible, por bendición divina, volver a dormir,
los Sueños Eternos están grabados por siempre en el alma,
deseosos siempre de hacernos despertar...