viernes, 4 de febrero de 2011

Melodía agonizante


Al borde del acantilado, tu fe difuminándose como una nota en el vacío.
Tu música se ha perdido en el horizonte, no habrá ningún eco para tus canciones.
Y el paisaje lejano, borroso, un recuerdo del Edén perdido.
Un páramo inhóspito, lo único que pueden ver tus llorosos ojos...

Por fin has dejado de tocar en vano tu melodía agonizante.
Por fin tu corazón se resigna a dejar de latir...

Todas tus canciones fueron compuestas, tocadas, aplaudidas, desdeñadas y olvidadas.
Todas tus canciones, vástagos del dolor más profundo y desesperanzado.
Y el abismo se abre a tus pies, un agujero de negrura en lo profundo del alma...

Letanías de vacuidad susurran tus labios, una música monocorde.
Un aullido que se desvanece en la noche, sin nadie para oírlo.
Un último suspiro, proferido por una ilusión moribunda...

Errando en las tinieblas


En vacíos laberintos, en el olvido eterno...
no hay lucha ni esfuerzo que libere tu condena...
¿Dónde quedó tu perfidia?
¿Dónde quedó tu desafiante altivez?
Añorando la perdida gracia
la paz eterna de tu cárcel de luz...

Ángel caído, vagando para siempre
arrastrando las antiguas cadenas
grabadas con tu vetusto pecado,
testigos de tu sacrilegio imperdonable...
No hay más luz ni alas doradas
la culpa agoniza sangrante en tu ojos
¿Te has cansado de lamentar?
¿Has abandonado al fin toda esperanza?

Paradoja sin fin, tu libertad es tu condena
errando por siempre en las tinieblas
anhelante entre remordimientos
bebiendo la hiel de la indiferencia
libando tu abnegada e inútil desdicha...

No hay perdón para los ángeles rebeldes,
Pecan con la plenitud de sus conciencias...

Bañada en lágrimas


Sueños rotos de medianoche
susurrantes desilusiones
vagabundas almas en pena
aullando al abismo del alma...

Una rosa que se deshace
uno a uno sus pétalos caen
bañada en lágrimas
azotada por la fría brisa...

Un ángel encadenado
cubierto está su rostro
una máscara ilusoria
sonriente en su desdicha...

Y un ángel condenado
inmóvil en su funeral
como mármol inerte
muriendo eternamente...