domingo, 26 de septiembre de 2010

Libérate

Dejando atrás la tristeza,
Abandonando tanta locura
Recuperando el valor y la guía,
Recobrando tu fuerza interior
Mereces amor y cuidado,
Poder dar, recibir y compartir
Liberarte del peso de esa cruz...

Toda mi vida he estado ocultándome
deseando que hubiera alguien como tú
ahora que estás aquí, ahora que te encontré
tengo una razón para seguir adelante...

Basado en la canción "Deliver me" de Sarah Brightman

martes, 21 de septiembre de 2010

Primavera



Con renovado vigor, los espíritus cantan la llegada del equinoccio vernal.
La corriente vital, palpitando con su verde y luminoso resplandor, comienza a colmar la naturaleza entera.
Es el milagro de Perséfone, que ha resguardado en el Averno los efluvios funerarios durante el invierno, un cúmulo de magia a la espera del nuevo ciclo de muerte y renacimiento.
Una vez más, su rostro de alabastro emerge a la superficie. Su piel pálida se ve sonrosada al sol del alba, su semblante mortuorio adquiere vida, y su sonrisa hace a los capullos florecer.
Las aves cantan al compas de su dulce voz, su mirada gélida se ha vuelto cálida para devolver movilidad a las congeladas fuentes.
Toda la tierra celebra su llegada.
Reina de los Muertos, Señora de la Vida...

martes, 14 de septiembre de 2010

Satyroi

Al abrigo de la noche, tu musica me atrae...
el canto de pasión que nace de tu amplio pecho
embrigado estás de amor, bailando en el bosque
tus pies resuenan sobre el suelo bañado de hojas
tus muslos fuertes sostienen tu danza de cortejo
el hechizo irresistible con el que me reclamas

Vestido sólo por el resplandor de las lunas
mostrando al cielo de la noche tu hermosa desnudez
la robustez de tu cuerpo, la fortaleza de tus miembros
bello como una deidad bajada del Olimpo
digno hijo de dioses, con alma de ángel rebelde
salvaje y sublime eres, como todas las bestias

Un sátiro de Arcadia, hechizando a su ninfa
las flores dormidas despiertan en esta medianoche
para deleitarse con tu hermosura y tu conjuro
Anhelo con ansias sumergirme en tu lujuria
entregarme sin miedos a tu vigoroso abrazo

Inminente es nuestro encuentro añorado
para honrarte con mi cuerpo y mi alma
Mientras me susurras tus deseos, tu gimiente pasión
para que tu sensual virilidad explore los secretos de mi ser
Y me inundes con el fértil nectar de tu amor...

domingo, 5 de septiembre de 2010

Anhelo eterno

Abrazando la noche, busco tu recuerdo. Pero tan solo la desolacion viene a mi, como jirones de dolidas remembranzas.

¿No hay amor ni alegría en este pasado? ¿Tan sólo el silencioso manto de espinas de la indiferencia?
Como siempre, en mi castigo eterno, te contemplo, regocijándote en tu dolor y alegría, detrás de un velo insulso e irónicamente infranqueable.
Un ángel caído, un angel de plateadas alas que conoce el sabor agrio del desdén. Este amor añorante, amargo e ingrato, es tan distinto y a su vez tan horrendo como al amor inerte de la Gracia de los Cielos.

Las lágrimas nacen desde mi alma, desde un pozo de luz, rodeado de mares de oscuridad.
Como cascadas de aflicción, fluyendo infinitas desde los abismos insondables de mi espiritu.

¡Mira! Son las lágrimas de los ángeles...
Cayendo desde mis ojos...

sábado, 4 de septiembre de 2010

Gélidas lágrimas

Extraviado, en esta noche intemporal...
Me pregunto si esta es la paz que anhelaba.
La frialdad de mi corazón es la que me abriga,
Ahora late sin añorar ese amor...

Llena mi alma está de frías lágrimas,
Haciendo homenaje a su imperecedero nombre.
Un estanque ellas han formado
Un lugar donde he limpiado mi aflicción...

Sin dolor, sin lamentos...
Sin amor, sin odio...

Tu santuario vetusto encuentro
Invadido de madreselvas
Un templo a tu amor resignado.
Tu imagen, como un dios pagano
inerte se yergue en su interior.

En las paredes resuenan ecos
recuerdos de mis pasadas letanías,
esos cánticos con los que te adoraba.
Tu sien altiva, de gélido alabastro,
rodeada aún de restos de las flores,
con las que mi devoción te coronaba...

Pétalos marchitos sobre el suelo,
que de una vez pondré a resecar,
entre las páginas de esta historia,
que lentamente esta siendo olvidada...